miércoles, 8 de febrero de 2012

Al Flaco y a su Música

Quizá por esas cosas que se heredan en la vida, o quizá por imposición, o costumbre, me choqué con el queridisimo rock nacional y con el grandisimo Spinetta.
Mi viejo poniendo los casettes, la radio, los vinilos, y todas esas canciones que fluían y que tal vez no tenía consciencia de estar escuchando... me marcaron de por vida.
Esas notas geniales de la que ahora es mi canción favorita del flaco (quizá ahora entiendo que por estar sonando una y otra vez), me siguen atrayendo con su melodía, me conmueven, me emocionan.
Y tal vez eran miles de cosas las que no podía entender con mis 4, 5, 6 años al escuchar tanta música, tanta letra, tanta genialidad junta, pero sin dudas me influenciaron y me acompañaron hasta el día de hoy.
Cosas como estas no tienen un por qué. Cosas como las que pasan así no tienen palabras de consuelo ni entendimiento. Nos hacen preguntar el por qué, y nos queda esa sensación de tristeza infinita.

Escuchar a Pappo, Charly, Baglietto, El Flaco, en fin, los grandes del rock nacional, fue parte de mi infancia por imposición; de mi adolescencia y de mi presente por elección. Me hicieron entender miles de cosas, me acompañaron en momentos infinitos y me van a seguir acompañando sin lugar a dudas.
Y si bien nunca fuí fanática, o fiel seguidora, no hay palabras que describan lo agradecida que estoy hoy por haber conocido a este grande. Porque su música influenció y determinó en gran parte lo que fui y lo que soy ahora, por eso, por su música sublime e inmensa me queda nada mas que decir un simple y enorme Gracias!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada